Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

MASCARILLAS

      ¿Has abusado de tintes, planchas, secadores? O simplemente, ¿tu cabello está seco, es frágil o no tiene brillo? La solución puede ser una buena mascarilla para tratar nuestro cabello y a la vez nutrir nuestro cuero cabelludo.

Las mascarillas o baños de crema las podemos comprar en alguna perfumería o lugar especializado, o las podemos hacer nosotros mismos, con elementos sencillos, algunos que ya tenemos en casa y otros que podemos conseguir en cualquier tienda de productos naturales.

Veamos algunos tipos de mascarillas y sus beneficios. Elige la que más le convenga a tu tipo de pelo y al estilo que deseas usar.

Cabellos dañados y frágiles: Mascarilla de plátano.

Triturar un plátano, agregar una cuchara de miel y mezclar muy bien… Aplicar sobre el cabello húmedo y dejar actuar alrededor de 20 minutos. Aclarar para retirar la mezcla y  lavar el cabello con nuestro champú habitual. Esta mascarilla nutre el cabello desde la raíz hasta la punta.

Cabellos secos y sin brillo: Mascarilla de limón y huevo.

Colocar una yema de huevo en un bol e ir añadiendo  poco a poco y sin dejar de remover, una cucharada de aceite de oliva, incorporar el zumo de un limón y continuar mezclando hasta lograr una preparación cremosa. Aplicar sobre el cabello húmedo y dejar actuar alrededor de 20 minutos. Lavar el cabello y enjuagar muy bien.

  Cabello muy seco: Mascarilla de Aguacate.

Pelar y luego triturar un aguacate maduro y agregarle tres cucharadas de yogur natural. Mezclar hasta obtener una pasta homogénea .Aplicamos sobre cabello húmedo y cubrir con una toalla caliente, el calor ayuda a la mascarilla a actuar sobre el cabello. Enjuagar muy bien con agua tibia.

  Cabello maltratado y seco: Mascarilla de Huevo.

Para esta mascarilla se necesita un huevo, una cucharada de aceite de oliva y dos cucharadas de mayonesa. Colocar todos lo ingredientes dentro de un bol y mezclar hasta lograr una crema homogénea. Aplicar en cabello húmedo, alrededor de 30 minutos. Aclarar con abundante agua tibia.

  Cabello seco: Mascarilla de aceite.

Mezclar dos cucharaditas de aceite de ricino con una cucharadita de aceite de soja. Llevar a fuego suave y calentar. Aplicar sobre el cuero cabelludo y cabello con suaves masajes. Envolver el cabello con una toalla caliente y dejar actuar unos 15 a 20 minutos. Lavar y aclarar el cabello como de costumbre.

¿Os dais cuenta lo sencillo que es fabricar nuestra propia mascarilla? Con estos ejemplos sencillos de mascarillas caseras obtenemos resultados espectaculares y por un módico precio, que en los tiempos que corren no nos va nada mal.

Yo creo que empezaré probando la de aguacate. ¿Y tú te animas con alguna?

submit to Digg submit to fresqui submit to Delicous submit to Meneame RSS Feed

© Submit to Any - jjtcomputing.co.uk

Leave a Reply

Tu email no será público


*